Nueva Directiva Europea para aumentar la representación de mujeres en puestos de dirección

El pasado 22 de noviembre de 2012 y el 10 de diciembre de 2012, respectivamente, de conformidad con el artículo 304 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo decidieron consultar al Comité Económico y Social Europeo sobre la Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo destinada a mejorar el equilibrio de género entre los administradores no ejecutivos de las empresas cotizadas y por la que se establecen medidas afines.

A continuación el 16 de enero de 2013 ha sido presentado el Proyecto de Dictamen de la Sección Especializada de Empleo, Asuntos Sociales y Ciudadanía.

Actualmente en Europa, en los Consejos de Administración de las empresas están mayormente representados los hombres: el 85 % de los miembros no ejecutivos son hombres y un 91,1 % de los presidentes de empresas europeas son hombres, mientras que las mujeres constituyen el 15 % y el 8,9 %, respectivamente. A pesar de un intenso debate público, la situación no ha cambiado significativamente: desde 2003, se ha registrado un incremento medio del número de mujeres en los consejos de administración de solo 0,6 puntos porcentuales al año. Por lo tanto, la Comisión ha propuesto un acto legislativo para corregir esta situación.

La Directiva propuesta establece un objetivo en 2020 de un 40 % de presencia del género menos representado entre los administradores no ejecutivos de empresas cotizadas en bolsa, y en 2018 para las empresas públicas cotizadas. La Directiva es una medida temporal y expirará en 2028. En concreto, las empresas con un porcentaje inferior (menos del 40 %) del género menos representado entre los administradores no ejecutivos tendrán que realizar los nombramientos para cubrir dichos puestos y, cuando la cualificación sea idéntica, darán prioridad al género infrarrepresentado. Se espera que la propuesta afecte a unas 5000 empresas en la Unión Europea. No se aplica a las PYMES (empresas con menos de 250 empleados y un volumen de negocios anual a nivel mundial no superior a 50 millones de euros) ni a las empresas no cotizadas en bolsa.